Homenaxe a José Bar Boo no centenario do seu nacemento

26 Set 2022

A Real Academia Galega de Belas Artes. Sección Arquitectura e o Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia organizan esta homenaxe dentro do ciclo Arquitectura Contemporánea Galega, que terá lugar na sede da Academia na Coruña o martes 27 de setembro ás 20,00 horas.

Nesta homenaxe participan:

  • César Portela Fernández-Jardón. Arquitecto
    Premio Nacional de Arquitectura/Academia Galega de Belas Artes/Academia de Bellas Artes San Carlos de Valencia/Academia Galega de Ciencias.
  • Manuel Gallego Jorreto. Arquitecto
    Premio Nacional de Arquitectura/Academia Galega de Belas Artes
  • Xosé Manuel Casabella López
    Academia Galega de Belas Artes.
  • Elena Ampudia Aixendri
    Decana do Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia.
  • Jaime Blanco Granado. Arquitecto
    Tesis Doctoral: La obra de Xosé Bar Bóo: Objetividad y dimensión colectiva.

XOSÉ BAR BÓO

Sus ideales arquitectónicos obedecían a unos principios y a una ética que fue desarrollando a través de una serie de invariantes a los que se mantuvo siempre fiel en el proceso de creación de sus obras. Su exquisita y sólida formación humanística y filosófica le condujo a unos principios éticos que le guiaron, en la búsqueda del ideal, a lo largo de toda su trayectoria arquitectónica, y estuvieron siempre presentes en su conducta personal.

Habría sido primordial para este homenaje la participación de su amigo y compañero, Andrés Fernández-Albalat. En su ausencia, daremos lectura a un hermoso texto: “…corría el otoño de 1942, en Santiago de Compostela, cuando José Bar Bóo y yo nos conocimos; estrenábamos “vida de estudiantes” iniciando el segundo curso de Ciencias Exactas y, entre matemáticas y dibujos, Universidad y Artes y Oficios, no hicimos amigos. Y aquella amistad no terminaría nunca…

Después Madrid los dos íbamos para arquitectos. Ingresos, academias preparatorias, sesiones que duraban trimestres… Escuela de Arquitectura, años 50. Colegios Mayores, convivencia, tiempos de madurar la amistad. Y Pepe Bar, popular y querido, con la Arquitectura a vueltas, apasionado hasta la exageración.

Allí se inició el proyecto de lo que creo fue su primera obra importante, la casa de la calle Marqués de Valladares en Vigo.

Afanes comunes, caminos diversos.

Y vuelta a la tierra, a Galicia. Colegio de Arquitectos: creación, ilusión, entrega: los dos decanatos. Escuela de Arquitectura de A Coruña, su enseñanza, corta pero intensa, profunda…

A la espera de una “revisión crítica” de su obra, consciente de la dificultad de separar la arquitectura del hombre, la obra del autor, tarea siempre ardua, por no decir imposible, y más en este caso, ante el particular talante, tan “de una pieza”, de José Bar Bóo,

Personalidad tan rica y, a la vez, tan transparente, destacaba, abarcadora, totalizadora, la autenticidad como una sed de realidad utópica, de verdad. Servida por un temperamento apasionado e ingenuo en el que armonizaban la imaginación creativa y el estudio, la elaboración exhaustiva de la idea, el proyecto, el detalle.

Autenticidad manifestada en su sinceridad a ultranza, en su quehacer, en sus cosas, en su vida.”

Xosé Bar Bóo fue Socio fundador y directivo de la Asociación para la Defensa Ecológica de Galicia, ADEGA, en 1974 y Presidente entre 1979 y 1980. Decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia entre los años 1977 y 1979 (institución de la que fue también cofundador en 1973).. Cofundadore del Primer Seminario Internacional de Arquitectura Contemporánea en 1976. Fundador del Museo do Pobo Galego en 1976 y Patrono del mismo. Vicepresidente del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España en 1977. Miembro del Seminario de Estudios Galegos desde 1982. Profesor de la ETSAC (1985)

En otra entrevista publicada en la revista GRIAL sobre el desarrollismo de los años 60´se quejaba amargamente: “Soy uno de los arquitectos que menos trabajo tuve, tanto en el pasado como en el presente. Y fui discriminado por no doblegarme a hacer lo que se me pedía”.

Puede decirse que su obra es parte de su compromiso ético.

Su integridad personal y profesional era tan fuerte que en el año 1992 llegó a proponer que en el Nuevo Plan de Estudios de la Escuela de Arquitectura de A Coruña se incluyera una asignatura obligatoria de Ética, cuestionando que los arquitectos supieran valorar adecuadamente los aspectos éticos de su actividad.

Siempre se mantuvo fiel a sus principios, mostró su rebeldía liberando sus ideas y sus inquietudes con su trabajo, sin someterse a los servidumbres, imposiciones y limitaciones que el ejercicio de la profesión entrañaba en aquellos años. Al respecto resulta muy elocuente la referencia en la página de la Real Academia de la Historia:

Xosé Bar Bóo fue un arquitecto erudito, un humanista filósofo de la arquitectura que, atraído también por la aeronáutica, dio un gran sentido dinámico-espacial a estructuras, volúmenes y formas, en especial las circulares. Fue un investigador infatigable del comportamiento de los materiales y del equilibrio entre la masa, la luz y el color. Al igual que Antonio Palacios investigó con los materiales propios del país empleando en su arquitectura el granito rosa y gris de O Porriño en forma de “pastas”, lo que llegará a ser uno de sus signos distintivos. Como diseñador e inventor, patentó una amplia gama de mobiliario multiusos y elementos constructivos: escaleras de muy variados modelos, diferentes tipos de persianas y un eficaz sistema de anclajes para sujetar los aplacados de piedra en muros trasventilados. En 1988 fue reconocido entre los cincuenta mejores arquitectos de España y su obra ha sido objeto de tesis doctorales y de reiteradas publicaciones en libros y revistas nacionales y extranjeras.”

Alicia Garrido Fenés, su biógrafa y amiga, escribe en la Introducción de su libro, “La obra de Xosé Bar Bóo, una arquitectura a la medida del hombre”, editado por la Fundación Pedro Barrié de la Maza: “..la coherencia profesional ha sido constante en su obra: su exactitud, su genio creador, su preocupación por el espacio y el volumen, la integración de la arquitectura con las demás artes, la creación de obras vivas y adaptadas a las necesidades y gustos de los propietarios y usuarios, la innovación, la permanente búsqueda de la perfección, de lo mejor…”. Al referirse al lema adoptado por Bar Boo “la felicidad estriba en poder ejercitar plenamente las capacidades propias”, vivido con toda la intensidad y profundidad que merecía, lamenta la autora que, en la época en que la arquitectura floreció y se expandió, debido a que “su elevado grado de precisión y calidad no coincidían con los intereses especulativos que movían los grandes proyectos arquitectónicos”.

Nuestro compañero académico Carlos Valle, en el prólogo a la edición del libro de Alicia Garrido Fenés, no duda en calificar a Bar Boo como “un arquitecto clave para la implantación en Galicia de las ideas y formas dl Movimiento Moderno, que supo ser a un tiempo innovador y estudiosos del pasado, inquieto buscador de soluciones y propuestas y respetuoso con todo lo que de aprovechable tenía la tradición, minucioso y reflexivo y, por ello, enemigo de las improvisaciones, preocupado por los espacios y volúmenes, exquisito en el tratamiento de los materiales, fueran tradicionales o modernos, interesado por los edificios en sí ,afrontados como entes autónomos, y también por el contexto en el que se integran y del que forman parte”.

El edificio de la calle del Marqués de Valladares figura en el Docomomo International, en el catálogo de las edificaciones más representativas de la arquitectura contemporánea. Su trabajo ha sido considerado fiel «al lenguaje clásico racionalista» y muy perfeccionista.

Nuestro reconocimiento a Macamen Blanco, inseparable compañera y esposa, a la que fue durante años su secretaria personal, Nieves Costa Costa y sus colaboradores Francisco Garcés, Fernando López, Ramón Quintela.

 

RELACIÓN DE OBRAS MÁS DESTACADAS

  • Edificio viviendas Bar Bóo, Vigo 1957.
  • Iglesia de Nª Sª de las Nieves. Vigo 1962-68
  • Edificio viviendas, Vigo. 1962.
  • Casa Ferro, Pontevedra. 1962.
  • Edificio viviendas Plaza Compostela, Vigo. 1963
  • Plaza de Abastos de Gondomar. 1964
  • Sanatorio neuropsiquiátrico El Pilar. Vigo 1965.
  • Viviendas para militares, Pontevedra. 1965.
  • Policlínico CIES. 1967.
  • Plaza de Abastos de O Porriño. 1970
  • Urbanización Beamonte, Canido, Vigo. 1982
  • Edificio de Juzgados, A Coruña. 1985
  • Conjunto de Viviendas unifamiliares construidas entre 1960 y 1980.

Compartir

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.